La venganza de los 47 Ronin

 Un Ronin era un Samurái que por alguna razón particular perdía a su Señor. Ronin significa literalmente “hombre ola” (un hombre errante como una ola en el mar). Varias eran las formas por la cual un Samurái pasaba a convertirse Ronin: muerte del Señor, también a través del nacimiento. El hijo o hija de un Ronin también era Ronin, siempre que no renunciara a su estatus. El Ronin por nacimiento soñaba con demostrar su valía para poder jurar lealtad con un clan, convirtiéndose así en un verdadero y auténtico Samurái.

Hecho este pequeño inciso pasamos a contar el tema central de nuestra historia. Durante la primavera de 1702, Asano Takumi No Kami Naganori, samurái de una poderosa familia japonesa, recibió la  tarea de recibir a un enviado de la familia real. Debido a ello, antes de la llegada del enviado un alto funcionario del gobierno fue allí para entrenarlo. Kira Kozukenosuke Yoshinaka, fue el asignado. Kira se rebeló como un tirano y una persona complicada de tratar, obligando a Asano que le pagase desorbitadamente por el empeño realizado. El  incidente tuvo lugar en el mes de abril de 1701. Kira insultó públicamente a Asano, retándolo a desenvainar su Katana. Asano cayó en la trampa y atacó a su preceptor dentro del castillo del Shogun. Atacar a una persona en el hogar del shogun fue injustificable. Asono fue condenado a muerte y se le concedió el honor de hacerse el seppuku ( más conocido por Harakiri).
Este terrible hecho llegó a los oídos de los habitantes del Castillo de Asano. Los 300 Samuráis de Asano tenían tres opciones: defender el castillo que iba a ser confiscado, hacerse el seppuku o declararse Ronin. Debido al mal trato recibido por parte de Kira hacia su maestro, 47 de los ahora Ronin juraron lealtad a su señor muerto y decidieron vengarlo.
Aquí podríamos aplicar el célebre dicho “la venganza es un plato que se sirve frío”, ya que optaron los 47 Ronin por dejar que el asunto pasase un tiempo.
Ōishi, uno de los 47 abandonó su mujer y consiguió una concubina joven, así hizo creer a la gente que había perdido todo interés en vengar a su señor, además de frecuentar todas las tabernas habidas y por haber.
A Kira le llegaban noticias de estos movimientos Le trasladaban así rumores sobre como estos antiguos samuráis habían abandonado su orgullo. Por ello optó por disminuir su guardia personal.
Finalmente llegó tras un año de espera la venganza. Los Ronin se dividieron en dos grupos, uno atacó por vanguardia y otro por retaguardia la mansión de Kira, cuyos guardianes no pudieron parar el ataque. Kira fue atrapado en el exterior de la casa y lo presentaron ante Ōishi, quien le dio oportunidad de cometer seppuku. Como no respondió, Oishi lo decapitó con la misma daga con la que Asano cometió seppuku.
700 soldados fueron por ellos a Sengakuji. El 4 de febrero de 1703, después de 47 días llegó su sentencia: Se les concedía el gran honor de morir por seppuku  y no morir como criminales. Oishi avisó de que lo harían por grados y pidió que su hijo Chisaka fuera el primero. Así acabó la historia de estos leales samuráis.
El acto de los 47 Ronin ha llegado a nosotros convertido en leyenda a través de novelas y películas, estando previsto para fines del 2012 que se estrene una versión de la misma protagonizada por Keanu Reeves (¿……?)


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s