"La Oreja de Robert Jenkins"

En 1731 un navío contrabandista inglés fue apresado por un buque español. El capitán del navío inglés, Robert Jenkins, sufrió la mutilación de una de sus orejas de manos del capitán español, Julio León Fandiño, acompañando el acto con la siguiente frase: “Ve y dile a tu rey que lo mismo le haré si a lo mismo s e atreve”.
El contrabandista inglés compareció ante el parlamento inglés con la oreja en la mano y relatando el suceso, inmediatamente la corona inglesa se puso manos a la obra, formando una gran escuadra con el objetivo de hacer pagar la ofensa sufrida por un súbdito inglés, y de paso quedarse con parte de “Las Américas Hispanas”.
El 23 de octubre de 1738 fue declarada la guerra hisano-inglesa, un conflicto que desde entonces fue conocido por los cronistas como “La Guerra de la oreja de Jenkins”, y cuyo fin en 1748 supuso la continuidad del dominio español en las aguas caribeñas.

 

"La Derrota de la Invencible Inglesa"

Siglo y medio después de la sonada derrota de la Armada Invencible, en las tranquilas aguas del Caribe se vivía la revancha española ante tan abrumadora derrota, y fue de la mano del almirante Blas de Lezo, más conocido por Patapalo o Medihombre gracias a las heridas sufridas en las diferentes batallas en las que participó.

Este evento forma parte las batallas ocurrida dentro del enfrentamiento hispano- inglés denominado “La Guerra de la oreja de Jenkins”, la cual otro día trataremos, cuando el rey inglés Jorge II mandó una gran flota dirigida por el almirante Edward Vernon con el objetivo de arrebatar Las Americas a la corona española.

Tras la fácil conquista de la plaza de Puerto Bello (Portobello), la Armada Inglesa puso rumbo hacia la ciudad de Cartagena de Indias, puerto principal de partida de la Flota de Indias hacía España.

Los británicos reunieron un contingente de 186 naves (60 más que la Armada Invencible) y un contingente humano formado por 27.000 hombres, por su parte la ciudad de Cartagena contaba con 6 naves y 3.000 hombres entre soldados y milicias urbanas, así como 600 arqueros nativos.

El sitio comenzó el 13 de marzo de 1741 cuando los Ingleses bloqueaban el puerto al tiempo que desembarcaban un contingente de tropas y artillería que consiguió tomar dos de los fuertes que custodiaban la ciudad, replegándose los españoles al fuerte de San Felipe de Barajas donde las tropas del almirante Blas de Lezo se hicieron fuerte.

Este inicio demoledor de los ingleses desató la euforia entre las tropas y sobre todo en su almirante Vernon, el cual mandó una carta rumbo a Inglaterra en la cual anunciaba la conquista de Cartagena de Indias. Tal fue la euforia que se desató en Londres que llegaron a acuñar monedas conmemorativas del suceso (imagen superior).

A pesar de que se las prometían muy felices los Británicos, el sitio de Cartagena cambió de rumbo. La noche del 19 de Abril se produjo un asalto al fuerte de San Felipe que se mostraba definitivo para la conquista de la ciudad, las tropas inglesas se lanzaron al asalto, pero cual sería su sorpresa cuando encontraron que las huestes de Blas de Lezo excavaron fosos a los pies de las murallas lo que produjo una gran desesperación entre las tropas inglesas, ya que sus escalas eran cortas para proceder al asalto, esto supuso una gran descoordinación entre los británicos que fue muy bien aprovechada por los españoles que acribillaron a los ingleses, cuasando una gran carnicería. Al amanecer las tropas españoles abandonaron sus posiciones y se lanzaron bayoneta en mano masacrando a las tropas inglesas en tierra y cuyos supervivientes huían en dirección a sus naves.

Los defensores se las fueron ingeniando para evitar nuevos desembarcos y los bombardeos de los ingleses, destacando el hundimiento de las naves españolas en la bocana del puerto para evitar que los ingleses se acercaran a la ciudad para bombardearla.

El fracaso de los intentos de desembarco unido al corte de suministros, provocó que el 9 de mayo el almirante Vernon, levantara el sitio a la ciudad llevándose un “botín” de 6. 000 muertos frente a las menos de 1.000 bajas sufridas por los españoles, fue la mayor derrota sufrida por la Armada Real Inglesa en la historia.
La derrota fue tan humillante que el rey inglés Jorge II prohibió a los cronistas reflejar tal suceso, prohibición que parece ser que se extendió hasta nuestro país ya que son pocos los ciudadanos españoles que conocen este hecho.

“La Historia la escriben los vencedores pero hay veces que son los vencidos quien la escriben”

 

Blog de historia en el que tiene cabida desde los acontecimientos más importantes y extraordinarios de la humanidad a la anécdota más interesante y desconocida.

Las cosas que nos hacen felices | Estrenos de cine, Tráilers, series, cómics

Tu web sobre cine, series, estrenos, Tráilers, videojuegos, cómics y manga

Quitahambres

Blog de historia en el que tiene cabida desde los acontecimientos más importantes y extraordinarios de la humanidad a la anécdota más interesante y desconocida.

Ubi Sunt?

Espacio de la Asociación Cultural y Universitaria Ubi Sunt?

Más típico no lo hay

Blog de historia en el que tiene cabida desde los acontecimientos más importantes y extraordinarios de la humanidad a la anécdota más interesante y desconocida.

Ánimo de cota de malla

Blog de historia en el que tiene cabida desde los acontecimientos más importantes y extraordinarios de la humanidad a la anécdota más interesante y desconocida.

Calle Ancha

Blog de historia en el que tiene cabida desde los acontecimientos más importantes y extraordinarios de la humanidad a la anécdota más interesante y desconocida.