Duelo en el salvaje Oeste: Cuando Wild Bill Hickock retó a Davis Tutt


         Hollywood ha retratado en un sinfín de películas y seriales la vida y muerte en el lejano oeste. Hoy nos detendremos en los duelos a pistola, que han sido estereotipados hasta la saciedad por el cine. Mítico es para el cinéfilo el duelo de OK Corral, o aquellos duelos en los cuales aquel que era más rápido solía dar en el blanco y mataba a su oponente.

Sergio Leone también nos ha dejado grandes duelos cinematográficos para la posteridad. 
Centrándonos en el artículo, el duelo por el cual se retaron Wild Bill Hickock y Davis Tutt, nos encontramos con que es uno de los pocos de los que consta registro, concretamente en el Harper’s New Monthly Magazine en febrero de  1867. El primero es un personaje muy conocido que ha sido llevado a seriales y al cine.  Al parecer ambos habían sido amigos pese a luchar en lados opuestos durante la Guerra de Secesión, Bill al lado del Norte y Tutt con los del Sur. Ambos eran magistrales jugadores de cartas y su cada vez creciente enemistad les llevó a no sentarse juntos en una misma mesa. Al parecer Tutt asesoraba a jugadores de cómo jugaba Wild Bill y en una de esas partidas Tutt que invirtió mucho dinero en varios jugadores, se enojó al ver como Hickock ganó una suma importante proveniente principalmente de su bolsillo. Esa rabia le llevó a humillar a Wild Bill quitándole su reloj de oro Waltham Watch Company en concepto de una deuda de juego antigua. 
Tutt afirmó que ese reloj sería lo primero que se pondría al día siguiente, Bill Hickock le espetó con un “Te mataré si lo haces”. Las cartas estaban sobre la mesa.

Reloj de oro Waltham Watch Company
A la mañana siguiente, a Davis Tutt se le vio pavoneando por la plaza mayor. Toda una afrenta. Al parecer Wild Bill apareció y al no llegar a un acuerdo amistoso por la entrega del reloj, se retaron. Según dice la revista se mantuvieron a una distancia de 6,8 metros.
        Wild Bill dio una última advertencia. Al parecer ambos eran temerarios y buenos tiradores. Los dos desenfundaron más o menos a la vez y realizaron un disparo, también casi simultáneo, lo que generó confusión a los allí presentes que jurarían haber escuchado un solo disparo. Dave Tutt había errado su disparo, no así Hickock que dio de lleno a su enemigo en el pecho provocando la muerte casi instantánea. Wild Bill fue arrestado y llevado a un juicio que duró tres días y que dictaminó su no culpabilidad, ya que se reconoció que el acusado había sido humillado por la víctima en repetidas ocasiones antes de tan fatídico duelo. Unos meses después un redactor del Harper lo entrevistó, contribuyendo con su posterior publicación a la leyenda de este pistolero y posteriormente a este artículo. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s