Peppino Impastato; un joven que se enfrentó a la mafia.

Via Caetani, Roma, 9 de mayo de 1978, en el maletero de un coche rojo aparece el cuerpo del ex -primer ministro italiano y uno de los más importantes líderes de la Democracia Cristiana Italiana, Aldo Moro. Ese mismo día en los alrededores del pueblo Siciliano de Cinisi, en las vías de la línea de ferrocarril Palermo-Trapani la policía investiga una explosión ocurrida esa misma madrugada, y cuya huella no es otra que innumerables restos humanos esparcidos el lugar, son los restos de Giuseppe Impastato.
Giuseppe Impastato, más conocido por Peppino, nació en 1948 en la localidad de Cinisi,  pequeño pueblo de la provincia siciliana de Palermo. Miembro de una familia local muy bien relacionada con la mafia, no en vano su tío era Cesare Manzella, uno de los capos más importantes de la mafia local y cuñado de su padre, Luigi Impastato, siendo éste además intimo del sucesor de Manzella, tras su asesinato el capo Gaetano Badalamenti.
Poco a poco, Peppino fue invadido por ese espiritu y esas ganas de cambiar el mundo que sacudíó a varias generaciones, y que tuvo su explosión en aquella ilusionante década de los 60 del pasado siglo. Ese afán de cambiar el orden establecido le llevó a adoptar las ideas de la izquierda “revolucionaria”, afiliándose al Partido Socialista Italiano de Unidad Proletaria, donde tuvo la oportunidad de fundar un periódico. En 1967, dos años después de su ingreso en PSIUP, abandona sus filas pero no pone fin a sus deseos de aportar todo su espiritu en la mejora de la sociedad. Esa inquietud, llevará a Peppino Impastato de nuevo a su pueblo, poniéndose a la cabeza de los expropiados de Cinisi por la ampliación del Aeropuerto Internacional de Palermo, y a su vez  creará en 1975 el “El Club de Música y Cultura”, un club que promueve diferentes actividades culturales y musicales, como cineforum, obras de teatro, bailes,…, conviertiéndose en el principal punto de referencia para los jóvenes de Cinisi.
Pero su espíritu de cambio le llevará a dar un paso más, y este paso incluye rebelarse contra el sistema imperante dentro de la sociedad siciliana, un sistema que, controlado por las familias de la mafia logra tener atemorizada a la población, utilizando como marionetas a políticos y policías, sirviéndose de ellos para controlar cualquier parcela de la sociedad siciliana.
Peppino pretende comenzar por sacudir las conciencias de su Cinisi natal, siendo la mafia local, para la cual trabaja su padre, y  su capo, Gaetano, más conocido como Tano Badalamenti el principal blanco de sus denuncias. Esta postura le hace romper todo lazo de unión con su padre, al que ve como otro títere más a las órdenes del capo Tano.
Junto al club, Peppino, decide abrir una emisora de radio libre y autofinanciada, Radio AUT. Desde este medio y a través del programa “Onda Panza”, donde utilizando la sátira y la ironía ataca de forma directa a Tano Badalamenti y a su “organización”, denunciando los delitos y abusos que la “familia” cometía en Cinisi.
En 1978, tras el asesinato de su padre, Peppino Impastato decide que su lucha debe ser más directa y para ello decide concurrir a las elecciones municipales de 1978 en las listas de “Democracia Proletaria”. La entrada de Impastato en política suponía una seria amenaza para los “negocios” de la mafia local, y la reacción de ésta no se hizo esperar. El 9  de mayo de 1978, días antes de las elecciones municipales, Peppino es secuestrado, se le adosa al cuerpo una potente carga de dinamita que poco después explosionaría poniendo punto y final a la vida de Peppino Impastato. El pueblo de Cinisi acompañó de forma multitudinaria a Peppino en su último adios.
Durante muchos años se mantuvo por parte de las autoridades la teoría del suicidio, pero la lucha de familiares y amigos consiguió reabrir la investigación demostrándose finalmente que la muerte del joven no fue un suicidio, sino un asesinato, pero según la justicia sin asesinos. Son los primeros años del nuevo siglo los que ponen rostro a los asesinos de Peppino, unos rostros que todos sus conocidos conocían pero la justicia italiana al parecer no, Vito Palazzolo, condenado a 30 años como culpable, y el Tano Badalamenti, condenado a cadena perpetua.
Los Cien pasos” es el título de una película italiana que recrea la vida de Peppino, cuya  canción principal, también llamada “Los Cien pasos”, es cantada por el grupo Modena City. “Los Cien pasos” aluden a la distancia que separaba el hogar familiar de los Impastato y la casa del capo local, Tano Badalamenti. 
Anuncios

4 pensamientos en “Peppino Impastato; un joven que se enfrentó a la mafia.”

  1. Interesante historia, como interesado del tema de la mafia italiana, he de agradecer que nos acerquen estas historias más desconocidas para los lectores.

    Me gusta

  2. La verdad que es una historia muy desconocida fuera de Italia, bueno y me atrevería a decir que en allí tampoco se conoce lo suficiente, desgraciadamente la mafia sigue jugando un importante papel en ese país, controlando parcelas de servicios, sobre todo en el sur, que el gobierno debería cubrir. Pero a pesar de todo el esfuerzo de este joven no quedó en saco roto, pues son muchas las personas intentan romper los cadenas que tradicionalmente les ligan a las “familias”, ya sea a título individual o a través de organizaciones como el Centro Impastato.
    Un saludo, y gracias por el comentario.

    Me gusta

  3. hola me llamo jose maria desde cordoba argentina tengo 30 años trabajo de comunicador social y e visto la pelicula varias veces y me e interesado mucho el buscar data sobre el mismo te felicito muchas gracias por tu aporte

    ª”mafia uccide il silenzio anche”

    Me gusta

  4. Me alegro que le haya gustado el post. Le invito a que siga leyendo nuestro humilde blog, con el buscamos que la historia y sus protagonistas no queden en el olvido, pues no hay peor muerte que el olvido y la indiferencia.
    Muchas gracias José María por tu comentario.
    Un saludo desde Cádiz!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s